CIC.MX Protege a los niños del abuso sexual (1era parte) - CIC Monterrey
Reportar Ahora
Monterrey
It is forecast to be Partly Cloudy at 7:00 PM PST on February 17, 2019
Partly Cloudy
18°/8°

Dia,14

El abuso sexual infantil es realmente un problema muy complejo y se entiende como el acto sexual entre un adulto y un menor de edad, o entre  dos menores de edad, cuando uno de ellos ejerce poder físico o psicológico sobre el otro para forzarlo, obligarlo o persuadirlo a que realice cualquier tipo de hecho sexual con o sin contacto físico, actos tales como: exhibicionismo, exposición a la pornografía,  voyeurismo, sostener comunicación de manera sexual por teléfono o internet, así como realizar tocamientos o mantener relaciones sexuales con el menor.

Una experiencia sexual de este tipo puede provocar un daño psicológico en el niño,sin embargo en ocasiones, a pesar de lo grave que hayan sido las cosas, para la víctima el hecho tal vez no representará una experiencia traumática quizás por su corta edad o por falta de conciencia y representación de lo que implica el acto,  por lo cual hay que ser muy cuidadosos al hablar del tema para no generarle ideas, culpas o reproches (no revictimizarlo), de ahí la importancia de ayudar al niño a que sea valorado por un profesional y asistido correctamente.

Aunque los padres de familia o quienes están a cargo del menor no siempre son culpables de las situaciones que los niños pasan, sí tienen la responsabilidad de tomar medidas preventivas para protegerlos de los diferentes riesgos, ya que no es realista pensar que un niño pequeño pueda asumir la responsabilidad de rechazar las peticiones sexuales de un adulto o de entender las implicaciones que conlleva ese acto; ellos a menudo no pueden percatarse de un abuso como para poder prevenirlo por sí solos, razón por la cual los adultos son los responsables de su seguridad  y son quienes también necesitan aprender a prevenir, reconocer y reaccionar de manera responsable ante el abuso sexual infantil.

Según estadísticas, la mayoría de las personas no sabe reconocer los signos de abuso y muchos no saben qué hacer cuando descubren la agresión sexual.  Proteger a los niños de este tipo de abusos implica hablarles desde muy pequeños acerca de los límites sexuales, puede ser necesario confrontar al presunto agresor para evitar el daño y además hacer una denuncia con las instancias correspondientes; todo esto muchas veces suele ser complicado, razón por la cuál hay que estar bien informados y preparados ante este tema.

Te compartimos una pequeña guía para proteger a los niños:

Paso 1. CONOCE CÓMO SE PUEDE DAR EL ABUSO SEXUAL

-Los expertos estiman que 1 de cada 10 niños son abusados ​​sexualmente antes de cumplir 18 años

-La mayoría de los abusos sexuales a niños son cometidos por personas sumamente cercanos a ellos, incluso por familiares directos

-De acuerdo a estadísticas la mayoría de los abusadores son del género masculino, sin embargo, no hay que ignorar que también hay mujeres que abusan sexualmente de los niños

-El uso de Internet sin supervisión adulta representa un riesgo para los niños ya que, según estudios, muchos de ellos reciben una solicitud sexual por este medio

-La pornografía infantil es también un tipo de abuso sexual y es completamente ilegal

-No es necesario que exista una penetración para que el acto represente un abuso sexual, los tocamientos, besos en la boca, felación y cunnilingus  así como peticiones o insinuaciones sexuales son también abuso sexual

PASO 2. MINIMIZA LA OPORTUNIDAD

 Más del 80% de los incidentes de abuso sexual ocurre en lugares aislados, investiga lo siguiente en las escuelas, guarderías u otras organizaciones a donde acuden tus hijos:

-Que sea un establecimiento legal. Verifica que la institución profundice en los posibles antecedentes delictivos de su personal.

-Que sea una institución seria. Éstas suelen llevar a cabo entrevistas para los nuevos empleados y validan sus referencias personales y profesionales.

-Actividades supervisadas. Elige para tu hijo actividades grupales donde cuenten con la supervisión de adultos.

-El entorno físico. Analiza el entorno e identifica si hay áreas ocultas o que consideres peligrosas.

-Vigilancia. Asegúrate de que las interacciones entre adultos y menores se pueden observar e interrumpir si fuese necesario.

Procura que tus hijos conozcan a las personas con quienes los dejarás a cargo y que sepan que nadie tiene derecho a agredirlos de ninguna forma, no importa si esta persona es conocida y apreciada por ti, haz que entiendan que absolutamente nadie debe de agredirlos.

PASO 3. HABLA DEL TEMA CON LOS NIÑOS 

Normalmente se les enseña a los niños a desconfiar de los desconocidos, esto no está mal, sin embargo nadie les dice que se protejan también de sus seres allegados, lo cual genera confusión acerca de si un conocido puede o no regañarlo, amenazarlo o incluso tener “muestras de cariño” con él, y aquí viene el problema ya que la mayoría de los agresores se aprovechan de esa confianza y engañan al niño diciéndole que lo que están haciendo es una muestra de ese cariño o de amor y que está bien hacerlo. Por eso debes tener conversaciones abiertas con los niños acerca de sus cuerpos y de los nombres correctos de las partes del mismo, intenta explicarles sobre las relaciones sexuales y los límites relacionados a ello, que sepan que un niño no debería de mantener ese tipo de relaciones con nadie bajo ningún motivo.

continúa…

Descarga aquí nuestra tarjeta informativa

comments powered by Disqus