CIC.MX Participación estructurada, formal y colectiva - CIC Monterrey
Reportar Ahora
Monterrey
It is forecast to be Clear at 7:00 PM PST on November 23, 2017
Clear
32°/13°

Usted nos ha insistido en sus últimos artículos que debemos de participar, me dice Katchumo, mi asesor de Santa Catarina, lo cual para mí es esencial, siempre y cuando lo hagamos de una manera estructurada, formal y colectiva. Con ese comentario sin responder en mi mente,me tocó asistir a una de las reuniones mensuales de Coparmex,en la cual participó uno de mis ex alumnos del Tec con un programa y una organización que me dio respuesta al comentario de Katchumo.

“Somos una asociación civil, 100 por ciento ciudadana”, destacó en su presentación mi ex alumno, “no tenemos ninguna liga, ni la queremos tener, ni la habrá en el futuro, con partidos políticos o políticos de ningún tipo y la creamos porque nos dimos cuenta que atrás de toda la problemática de inseguridad, desempleo y pobreza que padecemos existe una causa raíz que originó esta situación: la pérdida de la esencia ciudadana, creando así una sociedad desintegrada”.

Tres cosas me llamaron la atención de su presentación. Primero su descripción de la necesidad de que participemos de manera estructurada, formal y colectiva para resolver los problemas de nuestra comunidad. El ejemplo que usó fue el problema de los baches en nuestras calles: si nunca reportamos que existe un bache que lastimó nuestro carro, más conductores verán lastimado su carro si todos seguimos el mismo esquema, sólo decir “chin”, pero sin hacer nada más. Si no reportamos que en ciertas zonas de la Ciudad están ocurriendo robos de autos con mucha frecuencia, los robos seguirán ocurriendo. De ahí la necesidad de reportar esos incidentes.

Para ello crearon un sistema organizado, llamado Centro de Integración Ciudadana (www.cic.mx), para que estos reportes se puedan concentrar, analizar y estructurar, para ser presentados a las autoridades responsables para que actúen. Los reportes se pueden enviar por teléfono, por medio de su página o por Twitter (@cicmty).

Se nos dijo que ellos no atacan a las autoridades, pues lo que quieren es que ellas actúen y apoyen a los ciudadanos, quienes a través del CIC reportan un problema que les afecta. Si las atacaran, romperían con la filosofía de valores cívicos por la que fue creada la organización. Como ve, estimado lector,ellos buscan regenerar el tejido social, mejorar el espacio público y ser un puente efectivo entre el llamado ciudadano y las autoridades.

También me llamó la atención lo que nos piden a los ciudadanos: reportar cualquier situación relacionada con temas que nos afecten o que veamos que están afectando a alguien más, desde baches hasta agresiones, robos y asaltos; nos piden opinar en temas cívicos y sociales que nos ayuden a mejorar el entorno en el que vivimos; y nos piden participar y apoyar, unirnos a la red que tienen de voluntarios ciudadanos, para promover campañas de acción civil para mejorar nuestra comunidad.

Y, finalmente, me encantó en lo que ellos nos pueden apoyar: asesoría legal y psicológica a ciudadanos que hayan experimentado directa o indirectamente actos de violencia; información de prevención a través del uso de la tecnologías de información y comunicación y de las redes sociales; nos ofrecen un enlace efectivo y de confianza para que se puedan detonar acciones oportunas de las autoridades responsables de atender la problemática que los ciudadanos presentemos; y nos proveen con un excelente espacio de participación y de promoción de valores con el fin, nos dicen, de construir una mejor sociedad con una mejor calidad de vida que la que tenemos actualmente. Pero para lograr esto nos piden reportar, opinar, participar y
apoyar.

Como ve, estimado lector, ahora la pelota está de nuestro lado. La actuación de este grupo de muchachos que está realizando este excelente proyecto me recordó el comentario de MarcoTulio Cicerón: “En las horas de peligro, es cuando la patria conoce el quilate de sus hijos”.

Opinión EL NORTE – Jueves 29 de Septiembre del 2011 – Ramón de la Peña

comments powered by Disqus